La verdadera Plaza del Pueblo

El gobierno convocó a la Plaza. A defender a la democracia, principalmente. A decirle a todo ese viejerío gorila, a Morales Solá y esa caterva de periodistas mentirosos, a los chetos del “campo”, a los fascistas de siempre y a la clase media impresentable; que hay otro pueblo, el pueblo verdadero, el que no maneja medios, el que no tiene espalda para soportar 90 días sin trabajar, el que no tiene la prensa a favor cuando una ley no le favorece, el que no llora como nena cuando lo critican, el que se la banca de verdad, el que sale a pelear por sí y más por el otro.
Realmente me la pasé en un estado de emoción-llanto constante. Estaban allí los pobres, los estudiantes, los obreros con sus mamelucos azules grasientos, los viejos con una bandera gastada, hermanos extranjeros, aborígenes, mujeres de barrio con sus chicos a cuestas, cascos amarillos de trabajadores, empleados de traje, chicas lindas, militantes, familias, lejos de “los que van por cien pesos” como vilmente titulan los chupamedias/cirios del poder mediático. El pueblo estaba allí, presente, veterano de luchas, sin más espalda que la propia. Callosa y castigada. Emocionaba de verdad el movimiento, los colores, las banderas, las miradas, los olores, los personajes.
Y Cristina… magnética, espléndida, íntegra. No volaba una mosca cuando ella hablaba. Sus palabras entran por el corazón y el cerebro antes que por los oídos. Claramente expresa sus ideas, que son las mías. Las del pueblo. Las que no entienden los mediopelo, ignoran los poderosos, tergiversan los medios y causan la burla de los ricos. No comprenden que a veces te toca esperar, que a veces hay que resignar. El pueblo sabe de resignaciones, de privaciones, de sometimento, de aguante. Ellos no.
La historia, a la larga, pone las cosas en su lugar. Hoy sabemos que San Martín fue un fenómeno, que Castelli un ejemplo y que Roca un hijo de mil putas. A pesar de estar en los billetes. Ayer tuve la sensación de estar en un momento histórico de la historia argentina. Dentro de muchos años se va a pasar por TV ese video, hablando de la lucha entre los ricos y la democracia, y en ese momento, volveré a llorar como ayer.

Álbum de fotos:

Plaza de mayo – Acto a favor de la democracia
Anuncios

2 comentarios to “La verdadera Plaza del Pueblo”

  1. Elvira Oquendo Says:

    No pude ir a la Plaza por que siempre lo urgente posterga lo importante… El trabajo no me lo permitió…
    Pero ahí estaba mi corazón… mis broncas… mis esperanzas… y mi hijo…
    No vi cacerolas “Essen” ni 4×4 en la galería de fotos…
    Sólo gente que respeta las instituciones, personas con MEMORIA que no aceptan que un sector económicamente superior digite sus destinos…
    No se si fue la Plaza del Amor… pero si fue la Plaza del Reencuentro, del Futuro…
    Gracias Javi
    Elvira

  2. Cuanta basura y manipulatio. Gran manejo del luinguismo pero te quedas corta para convencer.

    Gilipollas.

    🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: