Como siempre, primero “eshos”

““Padecen las poblaciones / porque padece el patrón”.

Payador PRO

Payador PRO

Así improvisaba (?) un payador que amenizaba la espera de la gente bien en el Monumento a los (invasores) Españoles, en una de las zonas más bacanas de la ciudad de Buenos Aires. El patrón, el que manda, el dueño, el sometedor, el capo, el mascapito, el que ordena, el que reparte lo que quiere, cuando quiere y cómo quiere. El que se adueña fácticamente de todo, solo por ser el que más plata tiene. El que cree que la patria es de él, y que “todos somos” él cuando nos necesita. El patrón, el que se hace llamar “patrón”. El trompa, el ñorse, el cajetilla. El rubio, el culto, el serio, el pacifista, el padre ejemplar. El que le pide a la virgen y trae a un cura (que por otra parte recibe las únicas limosnas jugosas de estos patrones) para que le hable a los suyos.

El patrón, el que dice “somos la patria”, el que se caga en las instituciones, el doctor, el que es tan campechano que “toma mate con los peones”. El que los tiene en negro, el que viste de bombachas. El de la esposa gringa, gringa y perra. Gringa perra y racista. La que no quiere volver a donde seguró arrancó. En la mediocridad de una clase media. La que ahora es la señora del patrón. La rubia, indefectiblemente, que está buena o cree que lo está. Y que está equivocada y no sabe que lo está. Por otra parte, todo el elenco estable en los escenarios aristocráticos es masculino. Las féminas aúllan desde abajo. Perras debajo de la mesa pidiendo un cacho de asado. Luego, en las revistas, juran que lo primero que les atrae de un hombre es “su inteligencia”.

Ayer los patrones se juntaron, apoyados por Barrionuevo, Carrió, Macri, el MST (mostrando un patético desempeño, del cual no se puede volver jamás), el “periodismo independiente” encabezado por ejemplares como J. M. Solá y el exprogreahoramecrecieronlospelos Lanata. Moreno los cagaría a palos. Moreno, Mariano, no el pebete que se hace el bobo peleando contra bobos en restaurantes para bobos. También estaban los curas, las esposas de los patrones, las viejas que odian a los cabecitas, las viejas que odian a los pobres, las viejas que odian a los negros, las viejas que odian a los trabajadores, las viejas que odian a los pensadores, las viejas que odian a todo lo que no sean ellas mismas, los maridos de todas esas viejas (viejos boludos sometidos que todo lo que tienen de macho es pedirle a Alfredito que “pegue”). Obviamente Blumberg, Nito Artaza (que pertenece a un partido que se llamaba UCR), Patricia Bullrich (cerca de la avenida que recuerda a su patricia familia) que aprovechó para festejar su partido número 100, los chetos de siempre, los que usan repelente para negros, los que en su puta vida leyeron un libro, los viejos que usan viagra a escondidas, los Rodriguez Saá, los Menem, los Pando, los de la SRA (rancios como siempre)… todos ellos estaban.

Cuidado con ellos

Cuidado con ellos

Si todos esos se juntan para desestabilizar a Cristina, de seguro, por principios, por amor, por inteligencia, por instinto, por no ser como ellos, por patriota, por ejemplos, por todo estaré en la vereda de enfrente. Bien enfrente, sin punto alguno de contacto.

  • No quiero ser como los curas que piden pacificación desde el abuso, el silencio y la complicidad.
  • Tampoco como los patrones, ni como sus esposas.
  • Menos como los tibios del MST, la CCC y demás que apoyan a los ricos y recitan discursos tan aburridos como patéticos.
  • Jamás como los termos buscando agua, que peregrinan buscando vivir de las migajas de los ricos. Bullrich, Blumberg, M. Solá, y todos los lamericos, que se dejarían penetrar por sus perros con tal de comer sus restos.

Sin haberlo vivido, esta suerte de manada de gorilas, me recuerda a la Unión Democrática. Hordas de reaccionarios anti cabecitas que ostentan su riqueza y su condición de diferentes. Ellos no son llevados, ellos van. Ellos son limpios, tienen agua, y caliente. Ellos comen asado, el chori es el entremés.

Pensaba ayer mientras trataba de descifrar el relato de Alfredito(?). Creí que Macri era el punto máximo de ignorancia, desilustración y patetismo. Pero me equivoqué. La derecha siempre tiene un impresentable aún mayor para iconizar. Completa el conjunto con curas, milicos, ricos, chetas/os, racistas (sobran) y un par de medios inescrupulosos. En diez minutos tenés una horda de boludos atrás vivándolos.

Vamos Cristina, fuerza, el pueblo de verdad está con vos. Que sepan esos hijos de puta que algún día, algún maravilloso día, el sol saldrá de verdad para todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: