mucho revoleo

Las cosas pasan, no esperan que uno las abaraje. Mucho para escribir pero la realidad va más rápido que las manos sobre el teclado. Y la cabeza gira, Kohinorea a lo loco. El año se siente en la espalda. El cansancio en los hombros. El camino en las piernas. El esfuerzo en la cintura. El desengaño en el pecho y el dolor en el alma.

Pero la mirada atenta. Sigue escudriñando. Tratando de captar cada detalle. Es mucho lo que hay en juego. Y sabemos ya, que el precio de todo es todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: