Archive for the propias Category

Chau Maria…

Posted in escritos, mi vida(?), propias with tags , on 3 febrero 2009 by riverplatense

MariaSalvo excepciones muy específicas, todos nosotros conocemos a pocas personas que son capaces de honrar la condición humana. Poseen determinadas cualidades que nos susurran al oído que no todo está perdido, que es mentira que es lo mismo ser derecho que traidor. Esas personas que llevan a cuestas una bolsa llena de amor, de vitalidad, de fuerza y de amor y lo reparten como debe repartirse, sin guardarse nada, para multiplicarlo. Ese bolsón, pareciera que necesitase de unos brazos enormes para ser llevado, que solo un Titán podría hacerlo. Bien, yo he conocido a una petisa, que llevó el bolsón más grande, con una sonrisa siempre para ofrecer. Fue conocernos y querernos, divertirnos, disfrutar y trabajar. Nuestras vidas, diferentes hasta entonces, se cruzaron una noche en su casa y se anudaron para siempre en el monte formoseño. Estuvo allí cuando vino mi hijo, y su auto fue el carruaje real y fue también de mi familia. Pasamos peripecias poco comunes, nos hermanamos para siempre. Junto a Miguel engrandecieron el mundo con cuatro hijos. Que llevan la sangre joven y dinámica de Maria. Familia fuerte y sólida, dueños ahora de un cacho de cielo limpio y azul.

Nos reíamos constantemente, regalaba buen humor. Regalaba fuerza. Regalaba amor. Esa bolsa no tenía fondo ni límite. No paraba de hacer, no paraba de dar, no paraba de amar.

Dónde está ahora toda la alegría? Dónde está toda esa vida? Dónde está el delicioso torbellino que eras?. Lo llevamos con nosotros, como fuego que arde en nuestro corazón. Gracias por encenderlo y conservarlo.

Me toca decirte chau querida Maria. No puedo ni quiero, pero así es la cosa, un “horrrouorrr” . Nos encontraremos para seguir riendo. Acá, como me dijiste el otro día, dejaste todo en paz, regaste nuestra vida a pura sonrisa. Y, como sabés, eso florece, inexorablemente. Gracias por todo, te queremos mucho.

cayendo

Posted in propias with tags on 22 septiembre 2008 by riverplatense

Me estoy cayendo, no me alcanza el día, no me alcanza la mente, no me alcanza el cuerpo.